La Espardenyà en la Albufera


La Espardenyà que si nos vamos a la traducción al castellano, quiere decir  golpe con alpargata,  es un plato Valenciano que recibe este nombre por la extraña mezcla de ingredientes que lo componen. Un plato con la base del  All i pebre pero que además de anguila incluye diversos tipos de carne, generalmente pollo aunque también es común añadirle pato o conejo e incluso huevos escalfados.
El origen de esta receta se sitúa en las orillas del lago de la Albufera situado apenas a unos diez kilómetros al sur de la ciudad de Valencia. La Espardenyà no es un plato que data su nacimiento de unos 100 años de edad. Cuentan que la creación de este singular plato es por culpa de una cuadrilla de jornaleros que estaban trabajando en las labores de la siega del arroz, en la marjal de la albufera. Unos de los días en los que se reunían para comer en el Molí de Baldoví, cada cual había llevado una cosa para hacer la comida de ese día. Pero hubo una confusión y un grupo trajo provisiones para preparar un “all i pebre” y otros trajeron para preparar una paella, pero en cambio a nadie se le ocurrió traer arroz. Y no tuvieron otra si querían comer que improvisar, así nació este plato tan característico en el cual se mezcla carne con anguilas. La anguila posee una carne sabrosa y gelatinosa y es sin duda, la que le da a este guiso esa untuosidad y  sabor  tan  peculiar que tiene.

 El Parque Natural de la Albufera de Valencia y otras zonas similares existentes a lo largo del litoral valenciano son y han sido el hábitat natural de dos de los elementos que más han caracterizado e influido en la cocina valenciana, el arroz y la anguila.


Aquí tenéis los pasos para realizar este plato:

En una cazuela, agregamos aceite de oliva y freímos las almendras con dos de los ajos pelados hasta que estén dorados, y lo reservamos. 
A continuación, freímos el resto de los ajos de la cabeza con piel y el pollo, conejo o pato (o trozos de todas estas carnes) hasta que se  quede dorado. Incorporamos el pimentón y los sofreímos rápidamente con cuidado de que no se nos queme. Añadimos la perrera picante en este momento.
Vertemos el agua sin que llegue a cubrir totalmente el pollo y lo dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos. 
Seguidamente las patatas tronchadas en trozos como para un guisado y y dejamos al fuego otros 10 o 12 minutos. 
Para terminar, añadimos las anguilas en trozos de 10 cm dejamos cocer 7 u 8 minutos más y como colofón final, las almendras majadas en el mortero junto con los dos ajos fritos y estrellamos los huevos sobre el guiso. Si queréis podéis freír los huevos en una sartén y añadírselos al guiso al final. Las yemas deben de quedar sin cuajar, esto es muy importante.
Si alguien no le gustan las anguilas, se puede hacer con Rape, aunque no es lo mismo…

Ingredientes para cuatro comensales:
1 Kg de Anguilas troceadas
500 gr de Pollo
500 gr de Conejo
Unos trocitos de Pato
1 Kg de patatas
¼ l de Aceite de Oliva
3 cucharadas de Pimentón dulce
55 gr de Almendras
1 Cabeza de ajos
Aproximadamente 1300 cc de agua
Sal

No hay comentarios:

Publicar un comentario