Las migas de pastor, un guiño al pasado.

Tenemos platos en nuestra gastronomía más tradicional que no deberíamos perder de vista. En los pueblos, aún queda gente que mantiene vivos estos platos realizándolos en las fechas más festivas como un guiño al pasado de sus antepasados. Platos los cuales, sus recetas han pasado de boca en boca y tanto las cantidades como los tiempo son apreciativos y los marcan la experiencia del tiempo.

En este caso nos hemos trasladado hasta Anguita, en la provincia de Guadalajara para probar las Migas que allí se hacen. Un plato que se comía muchas veces como desayuno para emprender las faenas del campo con energía.
Todos estos platos tradicionales tienen algo en común, están realizados con productos de kilómetro cero o de proximidad. El ajo y el aceite de oliva, siempre están presentes en estas elaboraciones y en este caso en concreto de la Migas por supuesto que están junto a otros como es la panceta de cerdo, el pimentón, el pan y los chorizos.
Me costa que en cada sitio donde se hacen Migas, les dan un toque diferente, pero una de las cosas que me contaron en Anguita sobre este plato  que más me sorprendió, fue el hecho de comerse las migas con chocolate. Muchas veces se utilizaban las migas que habían sobrado el día anterior y se les añadía chocolate para el desayuno o la merienda.

Pero os voy a dejar con el vídeo que he realizado sobre este plato, que seguro que os da una visión más completa de este magnífico plato tradicional.


No hay comentarios:

Publicar un comentario