Restaurante Ciro, un lugar lleno de luz


Hay historias en la vida, que son tan cercanas que las sientes tuyas, es lo que me pasa con  Inés Manzanera y Julio Colomer. Una pareja que desde el instante cero que los conocí sabía que íbamos a conectar. Y ahora, esta historia ligada a la gastronomía, cambia de lugar. El Restaurante Ciro es ahora un lugar lleno de luz y de buenas vibraciones en su nueva ubicación en la Calle Rascaña. Un espacio que desprende un aroma especial, en el cual  van a pasar cosas muy interesantes.




Justo ayer pude disfrutar de este nuevo local y como siempre, de esos platos que salen de la cocina con el sello  #creativiñam, que ya define de alguna manera lo que te puedes esperar en la mesa. Una cocina sin artificios y con ese toque de genialidad que le da Julio a sus platos.
Julio siempre dice que ayudaba en casa a su madre a cocinar, disfrutando de ello. Y desde los 19 años que decidió emprender  esta aventura de la gastronomía, ha ido creciendo y disfrutando de su profesión, cosa que los que le conocen lo saben. Tan importante es saber que ingredientes lleva un plato, como lo es conocer a la persona que está detrás de la creación de ese plato. Esto te hace entender aún más el sentido de las creaciones de un cocinero.

Blinis con panceta

Salmón marinado con encurtidos y algas

Erizo de mar

Sopa de tomate con salazones

Bacalao con guiso de garbanzos

Arroz con sepia y rape

Y en esta historia gastronómica, el cocinero Miguel Ruiz  es según Julio, el que más le ha marcado en lo referente a su manera de ver la cocina en los tres años que compartió fogones con él. 
Si tuviera que definir a  Julio, diría que es serio en su profesión, apasionado, que tiene esa frescura en sus platos que da ser libre, es curioso, le gusta el producto, en su cocina está muy presente el mar, no le gusta jugar cuando hablamos de comer y sobre todo imprime en sus platos su carácter. Solo hay algo que le importa, su satisfacción personal y su felicidad.

Inés es la conexión perfecta de la cocina con el cliente, nos da esa atención en la sala, empleando sus mejores armas, una sonrisa en la cara y un desbordamiento de amabilidad. Esta profesión no es nada fácil, ya que hay que intentar hacer felices a los comensales tanto con los platos que van a disfrutar en sus paladares como en el trato que van a recibir.



A Inés y a mí nos une una pasión, los vinos. Y en el Restaurante Ciro a partir de ahora podremos disfrutar de un rincón para esos vinos que en muchas ocasiones echamos en falta en las cartas de los restaurantes de la ciudad.  Así que ya sabéis!! podéis pedir la carta que lleva como título “Los caprichos de Inés” .



Pues a partir de ahora, por mi parte, me toca seguir escribiendo en mi libro de la vida está nueva etapa en la que estoy seguro disfrutaremos todos del nuevo espacio que han creado Inés y Julio, para hacernos soñar con platos y vinos que nos llenen la memoria de buenos momentos.

Calle Rascaña, 16 
46015 Valencia
Telf: 963 46 78 07

1 comentario:

  1. Me encanta como ha quedado, ya estoy deseando ir a probarlo. Cuando vuelva a pasar por Valencia no perdono!

    ResponderEliminar